Como asesoría integral de empresas en Guinardó, Barcelona, nos parece importante dedicar este post a hablarte sobre uno de los tributos más importantes: el Impuesto sobre Sociedades, de tipo personal y directo. Se ocupa de gravar la obtención de renta de las sociedades y otras entidades jurídicas en nuestro país.

Para realizar el cálculo del Impuesto de Sociedades, es fundamental tener en cuenta la contabilidad. Esta es la que establece la base imponible y la cuantía que habrá que abonar. Si eres autónomo y te gustaría crear una sociedad (limitada, anónima, unipersonal, etc), no te pierdas lo que viene a continuación

Como asesoría integral de empresas en Guinardó, Barcelona, de referencia, nos gusta informar a nuestros clientes sobre los cambios que afectan a los impuestos que deben abonar.

En la última reforma del Gobierno, que se produjo en 2015, el tipo general del Impuesto de Sociedades bajó del 30 al 28% y hasta el 25% en 2016. Respecto al tipo reducido del 25% para pymes, debe aplicarse a los primeros 300.000 euros de base imponible en sociedades que no alcancen una cifra de negocios de 10 millones de euros. A partir de los 300.000, se deberá abonar un 30%.

Para beneficiarse del tipo reducido del 25% para microempresas, que ha de aplicarse a la base imponible que supere los 300.000 euros, se deben cumplir una serie de requisitos: tener una plantilla anual que no supere los 25 empleados, facturar menos de 5 millones de euros al año y que el número de empleados se haya mantenido o haya crecido en relación a cuando comenzó a aplicarse este tipo reducido.

Contacta con Pons Sabaté para preguntarnos cualquier duda.